Ajustes de minería para máxima rentabilidad

En un artículo anterior sobre la minería basada en pools, indiqué el significado de ciertos conceptos fundamentales sobre minería, que ahora voy a tomar como base de ideas que permitan obtener un extra de rentabilidad, que puede llegar a ser de inluso un 50%, dependiendo de la criptomoneda.

Elegir la dificultad de minado

Para lograr incrementar la tasa de hash del pool se puede forzar la dificultad que nos otorga el pool. Esto no lo permiten todos los pools, pero abundan los que lo permiten. El pool suele encargar a cada minero la generación de un hash con una cierta dificultad, que suele variar teniendo en cuenta la velocidad con que el minero va entregando los hashes. Pues bien, algo que he comprobado experimentalmente en hardware de minería basado en GPU y CPU, es que si se obligase a la pool que nos encargara una dificultad varias veces superior a la que nos suele encargar, según su algoritmo interno, entonces se logra un incremento de tasa de hash de entre un 10% y un 50%.

La recomendación que doy es ajustar la dificultad, D, según la siguiente fórmula:

D = TASA HASH HW x PERIODO BLOQUE  / N

donde

  • TASA HASH HW es la tasa máxima de cálculos elementales del HW de minería, expresado en hash por segundo
  • PERIODO BLOQUE es el tiempo que la red de la criptomoneda define como el promedio para descubrir un bloque, en segundos
  • N es un factor de division tipicamente 2 a 4 que garantiza que el trabajo mandado por el pool no haya caducado en el tiempo de descubrimiento del bloque.

Al minero se le va a encargar que realice un trabajo con dificultad mayor del que le otorgaría el pool, y por tanto le va a llevar un tiempo relativamente grande, que podrá completar antes de que se encuentre el bloque, en la mayoría de los casos. Así se consigue alcanzar un uso óptimo del hardware de mineria sin que se emplee tiempo en preparativos y comunicaciones.

  • Si la dificultad fuera excesiva, es posible que siempre esté recibiendo nuevos encargos del pool, al ritmo al que descubren el resto de mineros los bloques. Nunca llegaría a entregar ningún hash válido.
  • Si la dificultad es muy pequeña, el hardware de minería lograría con poco esfuerzo proporcionar hashes, y el límite vendrá dado por la capacidad de calculo del minero, a la que se le debe sustraer una pérdida de rendimiento en los preparativos que hace el software de minería para ponerse a calcular un nuevo hash, además del tiempo empleado en las comunicaciones con el pool. En resumen, existiría una ineficiencia, pues no todo el tiempo se emplearía en los cálculos de hash.

Elegir un pool de minería adecuado

Elegir un buen pool de minería es otra forma de obtener el mayor rendimiento posible. Las características de un pool de minería ideal son:

  • que tenga unas comisiones del 0%. Hay muchas así. Simplemente hay que buscar
  • que tenga una latencia de comunicaciones mínima: para ello debería estar geográficamente cerca.
  • que tenga un buen porcentaje de tasa de hash, en relacion al global de la criptomoneda. Así nos aseguramos que ningún pool potente nos quite opciones de recompensa, en caso de que eligieramos un pool con muy pocos mineros.
  • que ofrezca recompensas tipo PPLNS o PPLS, por ser éstas más suculentas que PPS.
  • Que tenga un buen servicio de ayuda y soporte.

Elegir una buena criptomoneda

Las monedas que tengan estas características son las más adecuadas para minar en un momento dado:

  • que tengan una dificultad baja, sobre todo en relación a nuestra capacidad de minería
  • que tengan una buena rentabilidad para nosotros, en la pool que hayamos elegido, según indico en este artículo.

Como siempre, te doy las gracias por tu lectura. Y no dudes en comentar lo que quieras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *