¿Minero o Trader? ¿Qué es más rentable?

Mineria y especulación

He podido comprobar que existen diferentes formas de ganar dinero con las criptomonedas. Al margen de otros profesionales que con sus servicios puedan beneficiarse de este mundillo, como abogados, asesores, programadores, comerciantes de hardware informático, etc, existen dos actividades que de por si generan beneficio: la minería, y la especulación  (o trader).

El minero produce criptomoneda y recibe comisiones en criptomoneda por las transacciones de moneda entre usuarios. Si quiere convertir en moneda corriente sus ganancias, debe acceder a los exchanges o casas de cambio. Y además, ha tenido que invertir dinero y/o tiempo en conseguir y gestionar su hardware y software de minería.

El especulador, inversionista o trader, invierte y compra criptomonedas con dinero corriente, y trata de comprar criptomonedas a un precio barato, para obtener ganancias vendiendolas a un precio mas alto.

Diferentes estilos de mineria

Con esta perspectiva, el minero que convierta sus criptomonedas en moneda fiat, tiene un perfil de especulación, puesto que emplea la minería para comprar criptomonedas a cambio de energía y una inversión en hardware. Es decir, existen estos perfiles de conducta de minería:

  • El minero nativo o minero puro: obtiene criptomonedas y jamás las convierte a moneda corriente. Como mucho intercambia una moneda por otra, y sus ganancias las considera como sus ingresos, con los cuales obtiene todos los bienes que necesita para vivir. Todo lo compra y todo lo vende solo usando criptomonedas.
  • El minero especulador a largo plazo. Este minero convierte sólo una parte de sus ganancias en moneda corriente, en el momento que más puede convenirle. Se puede considerar como un especulador a largo plazo, donde lo que trata de conseguir es maximizar los beneficios en forma de moneda corriente. Este minero no tiene prisa en conseguir sus beneficios. Como máximo convertirá en moneda corriente las cantidades de dinero necesarias para sufragar los gastos del mantenimiento de los equipos de minería.
  • El minero vendedor inmediato. Este minero se basa en minar las monedas más rentables del momento, en un margen que ronda las 4-24 horas, para convertir su cosecha en moneda corriente, de manera inmediata. Es decir, que utiliza la minería como una especie de máquina de hacer dinero instantáneo. La rentabilidad la consigue mediante un análisis de los diferentes pools de minería, tasas de hash de la red y del pool, de cada algoritmo, cotizaciones, etc, para lograr obtener un cálculo de la rentabilidad (profit) óptima. Esto exige una observación constante, casi como la que un trader debe tener en los mercados. A menudo estos mineros no hacen ninguna clase de análisis en tiempo real, sino que directamente han tomado la decisión de minar una cierta criptomoneda para siempre, o por largo periodo de tiempo.

¿Es rentable la minería que la especulación, o al contrario?

A menudo he leido comentarios en los foros sobre de minería y trading indicando que la minería es más rentable que el trading, o viceversa. Me parecen aseveraciones arriesgadamente tajantes, sobre todo sin tener en cuenta que existen los perfiles de minería que acabo de comentar.

El único perfil de los 4 que he comentado antes (minero nativo, minero especulador a largo, minero vendedor, y especulador puro), el único que actúa con información instantánea o con decisiones tomadas de antemano es el minero vendedor inmediato. Desde mi punto de vista, tomar decisiones que no se rectifiquen acor de a la dinámica de las criptodivisas, o que solo tengan en cuenta el momento presente sin tratar de anticipar una tendencia futura, son enfoques que no pueden, por su naturaleza, conseguir una rentabilida óptima. Esto significa que el que menor rentabilidad obtendrá será, sin duda, el minero vendedor.

Las técnicas de trading modernas han demostrado funcionar en la mayor parte de las divisas, si bien deben adaptarse a las dinámicas, más oscilantes, de las criptomonedas. Por otro lado un minero especulador que utilice su hardware como fuente inagotable de criptomonedas, tiene una ventaja clara respecto a un especulador puro: el trader tiene que invertir constantemente para conseguir moneda, mientras el minero, sólo lo ha tenido que hacer una vez, y pagar ciertos gastos de mantenimiento, de importe inferior al de la rentabilidad. Y además ambos (trader y minero especulador), pueden emplear por igual las técnicas de trading. Con esto creo que va vislumbrandose que la posición más ventajosa es la del minero especulador.

No obstante, se podría alegar que el trading puede proporcionar suculentos beneficios a corto. Es decir, se puede comerciar a corto plazo y extraer beneficio del hecho de que muy frecuentemente las criptodivisas pueden oscilar hasta un 500% en pocos días. Pero para que esto funcione, hace falta cumplir alguna que otra condición:

  • La primera es poseer una liquidez importante.
  • La segunda es ser capaz de anticipar estas grandes oscilaciones

Si no se cumplen estas condiciones, tendremos una inversión congelada esperando a que de sus frutos, y por otro lado para que el beneficio sea interesante, conviene invertir una cantidad de relativamente grande. La situación está llena de riesgo. Una forma de minimizar este riesgo es invertir en varias criptomonedas diferentes, cosa que también es posible con la minería, en especial con hardware de minería versátil, capaz de minar un buen repertorio de monedas, con diferentes algoritmos.

Conclusión

En resumen, lo más eficiente, rentable y seguro a largo plazo es:

  • minar con un enfoque de minero especulador, pero conservar las criptodivisas para gestionarlas en el momento futuro más propicio. Quizás sea nunca venderlas, y entonces nos encontraremos en el contexto de un minero nativo;
  • minar empleando un hardware de minería flexible y versátil, con la mayor tasa de hash posible.
  • minar diversificadamente las monedas que elijamos tras un cuidadoso análisis de rentabilidad futura. En general conviene minar las monedas que nos proporcionen una mayor cantidad de criptodivisas para la tasa de hash de nuestro hardware, y evitar coincidir con otros mineros que estén enfebrecidos por ciertas monedas. Hay que elegir constantemente las criptomonedas más interesantes.
  • comerciar, si interesa, las critpdivisas minadas, según técnicas de trading modernas,  como el anásisis de las curvas de mercado, las curvas de cotización, etc, del mismo modo en que lo haría un especulador puro.

Quiero acabar realizando una observación acerca del la tendencia que se ha observado en muchos mineros de apagar, o incluso vender, sus equipos de minería, pues el rendimiento instantáneo que obtenían lo empleaban en prácticamente pagar los gastos de mantenimiento. Evidentemente este es un enfoque cortoplacista que sería comparable a vender acciones cuando hay pérdidas. En esos momentos la venta o cese de la mineria es sinónimo de perder la inversión con total seguridad, mientras que si se sigue minando cabe la posibilidad de ganar a largo o medio plazo. Perder al 100% o tener la posibilidad de ganar. Esa es la cuestión.

En cualquiera de los casos, insto a realizar las reflexiones cuidadosas y no precipitadas para saber cómo manejar tus criptoactivos.

Espero que este artículo te haya resultado de utilidad. Muchas gracias por tu lectura y tu tiempo.

Ajustes de minería para máxima rentabilidad

En un artículo anterior sobre la minería basada en pools, indiqué el significado de ciertos conceptos fundamentales sobre minería, que ahora voy a tomar como base de ideas que permitan obtener un extra de rentabilidad, que puede llegar a ser de inluso un 50%, dependiendo de la criptomoneda.

Elegir la dificultad de minado

Para lograr incrementar la tasa de hash del pool se puede forzar la dificultad que nos otorga el pool. Esto no lo permiten todos los pools, pero abundan los que lo permiten. El pool suele encargar a cada minero la generación de un hash con una cierta dificultad, que suele variar teniendo en cuenta la velocidad con que el minero va entregando los hashes. Pues bien, algo que he comprobado experimentalmente en hardware de minería basado en GPU y CPU, es que si se obligase a la pool que nos encargara una dificultad varias veces superior a la que nos suele encargar, según su algoritmo interno, entonces se logra un incremento de tasa de hash de entre un 10% y un 50%.

La recomendación que doy es ajustar la dificultad, D, según la siguiente fórmula:

D = TASA HASH HW x PERIODO BLOQUE  / N

donde

  • TASA HASH HW es la tasa máxima de cálculos elementales del HW de minería, expresado en hash por segundo
  • PERIODO BLOQUE es el tiempo que la red de la criptomoneda define como el promedio para descubrir un bloque, en segundos
  • N es un factor de division tipicamente 2 a 4 que garantiza que el trabajo mandado por el pool no haya caducado en el tiempo de descubrimiento del bloque.

Al minero se le va a encargar que realice un trabajo con dificultad mayor del que le otorgaría el pool, y por tanto le va a llevar un tiempo relativamente grande, que podrá completar antes de que se encuentre el bloque, en la mayoría de los casos. Así se consigue alcanzar un uso óptimo del hardware de mineria sin que se emplee tiempo en preparativos y comunicaciones.

  • Si la dificultad fuera excesiva, es posible que siempre esté recibiendo nuevos encargos del pool, al ritmo al que descubren el resto de mineros los bloques. Nunca llegaría a entregar ningún hash válido.
  • Si la dificultad es muy pequeña, el hardware de minería lograría con poco esfuerzo proporcionar hashes, y el límite vendrá dado por la capacidad de calculo del minero, a la que se le debe sustraer una pérdida de rendimiento en los preparativos que hace el software de minería para ponerse a calcular un nuevo hash, además del tiempo empleado en las comunicaciones con el pool. En resumen, existiría una ineficiencia, pues no todo el tiempo se emplearía en los cálculos de hash.

Elegir un pool de minería adecuado

Elegir un buen pool de minería es otra forma de obtener el mayor rendimiento posible. Las características de un pool de minería ideal son:

  • que tenga unas comisiones del 0%. Hay muchas así. Simplemente hay que buscar
  • que tenga una latencia de comunicaciones mínima: para ello debería estar geográficamente cerca.
  • que tenga un buen porcentaje de tasa de hash, en relacion al global de la criptomoneda. Así nos aseguramos que ningún pool potente nos quite opciones de recompensa, en caso de que eligieramos un pool con muy pocos mineros.
  • que ofrezca recompensas tipo PPLNS o PPLS, por ser éstas más suculentas que PPS.
  • Que tenga un buen servicio de ayuda y soporte.

Elegir una buena criptomoneda

Las monedas que tengan estas características son las más adecuadas para minar en un momento dado:

  • que tengan una dificultad baja, sobre todo en relación a nuestra capacidad de minería
  • que tengan una buena rentabilidad para nosotros, en la pool que hayamos elegido, según indico en este artículo.

Como siempre, te doy las gracias por tu lectura. Y no dudes en comentar lo que quieras.

Rentabilidad de rigs de mineria

En este artículo quisiera hacer unas reflexiones orientadas a la mejor elección del hardware más rentable para minería de criptomonedas.

El parámetro más importante es la potencia de hash. El segundo parámetro es la potencia de hash, y el tercero es la potencia de hash. Y además independientemente del coste de adquisición del hardware. ¿Porqué? Pues simplemente porque cuanta más potencia de hash se tenga, mayor será la velocidad con la que consigamos criptomonedas.

Es verdad que hay que atender también al coste del suministro eléctrico, pero también es cierto que cada vez tiendo a pensar más en el autoabastecimiento mediante sistemas de alimentación fotovoltaicos. De esa forma se evita que existan problemas tales como que los mineros de una localidad consuman hasta el 10% de la electricidad municipal.

Sin embargo, ayer me hicieron la siguiente reflexión, acerca de mineria Ethash  y Equihash: si con dos tarjetas gráficas Rx 580 consigo 60 MHs a un precio total de 600 €, que es más potencia de hash que una VEGA 56, con la que consigo 36 MHs con un precio de 750 €, entonces las dos Rx 580 son más rentables. Además el precio del MHs es de 10 € en la pareja de las Rx580, mientras que es de 20 € en la unica tarjeta VEGA 56. Parece que tiene sentido. Y lo tiene, pero con algunas condiciones.

Pero si se desea expandir el hardware de mineria, habría que tener en cuenta la infraestructura necesaria para poder explotar las tarjetas. El coste de esta infraestructura es de unos 800-900 € e incluye la placa base, el procesador, memoria, chasis, fuentes de alimentacio, disco duro, tal y como explico en este artículo.  Estos costes fijos que permiten tener las GPUs minando, y la cantidad de placas que podemos enchufar, son cruciales. Vamos a verlo:

  • Rig de mineria con 6 Rx 580: Su coste sería de  2700 € con una potencia de hash de 180 MHs. La ampliación costaria: 900 € para montar una nueva infraestructura + 600 € para dos Rx 580 adicionales. Es decir, 1500 € para poner una pareja de Rx 580. Ampliar en otras 6 Rx 580 tendría un coste de 2700 € adicionales. En ese caso tendríamos 360 MHs por 5400 €, es decir el precio del MHs es de 15 €, y se ha incrementado en un 50% por el importe del hardware infraestructural.
  • Rig de minería con 3 VEGAS 56: sólo 3  GPUs para seguir con la comparativa entre 2 Rx 580 y una VEGA 56. El coste del rig sería 3150 €. La ampliación sería trivial, pues en el chasis aún habría sitio para 3 VEGAs 56 adicionales, con un importe cada uno de 750 €. Si llenaramos el rig de mineria con las 6 VEGA 56, la potencia seria de 216 MHs y el coste sería de 5400 €, el precio del MHs sería de 25 €, y se ha incrementado en un 20% debido al hardware infraestructural.

Como se ve, a igualdad de coste de rig de mineria las basadas en las Rx 580 consiguen mejor tasa de hash Equihash y Ethash, y la fórmula más rentable es con rigs completos, donde se aproveche al máximo la infraestructura HW para explotar las GPUs.  Este resultado es válido con los precios del hardware a fecha de hoy (marzo-2018).

En resumen, el coste de adquisición de un rig de minería es un aspecto de inversión crucial. El minero debería realizar un balance del precio de todo el hardware completo, y determinar la potencia de hash que se puede alcanzar con ese nivel de inversión. Una excelente predicción de la potencia de hash se puede calcular en whattomine.com, con su calculador de rentabilidad.

Otra reflexión es que, evidentemente una plataforma con 6 VEGA 56 tiene una potencia de 216 MHs, mientras que la de 6 Rx 580 tendría una potencia de 180 MHs. Produce más criptomonedas evidentemente, pero una tiene un precio el doble que la otra. Ello repercutirá en un mayor plazo de retorno de la inversión (amortización), pero a largo plazo, un rig con 6 VEGA 56 serán la mejor opción, por su mayor tasa de hash en cualquier algoritmo (Ethash, Cryptonight, etc…)

Espero que este artículo haya sido de utilidad. Si quieres y te apetece, puedes dejar un comentario o simplemente un saludo. Muchas gracias por tu tiempo y tu lectura.

ABC de las criptomonedas

¿Qué son las criptomonedas?

Las criptomonedas son muy similares a las acciones de una empresa. Éstas acciones tienen un valor de mercado (como le ocurre a las patatas, o los tomates, cuyo precio cambia con el tiempo), y los usuarios las pueden intercambiar mediante programas, a través de páginas web, y APPs de móviles. Esto sirve para realizar pagos. El cliente ordenaría el pago de la cantidad pactada de criptomonedas, a través de un programa llamado billetera, monedero (o wallet, en inglés). Simplemente tiene que indicar en ese programa sólo dos cosas:  la cantidad de criptomonedas a pagar, y la dirección de la billetera del comerciante (que suele ser una cadena muy larga de letras y numeros indescifrable). La lectura de la dirección se realiza leyendo un código QR con la aplicación de billetera del móvil, o copiando la larga cadena de texto de la dirección con su portátil. Preparar un pago es un proceso muy rápido y simple. Transcurridos unos instantes, que pueden ser unos segundos o varios minutos, dependiendo del tipo de criptomoneda, en la billetera del comerciante aparecería  el ingreso.  Las billeteras de ambas partes, almacenarán las nuevas cantidades. Con las patatas o tomates podríamos pagar cualquier bien o servicio (si nos las aceptan, claro), pero tienen el inconveniente de que no se pueden guardar en un móvil, ordenador, ni se pueden mandar a cualquier parte del mundo inmediatamente, como ocurre con las criptomonedas. Además se degradan con el tiempo, y no a todo el mundo le podrían interesar.

Un vendedor cobra a una clienta en su puesto de artículos comestibles en un mercado asiático.
¿Quién asegura que las transferencias de criptomonedas sean correctas?

La transferencia de las criptomonedas es directa entre los monederos, y tienen que comprobar su veracidad varios servidores especiales que constituyen la red distribuida de la criptomoneda. Es decir, que tienen que atestiguar que el pagador tiene criptomonedas suficientes y que la dirección de destino existe. Esos servidores son simplemente ordenadores conectados a internet con un programa especial que está en constante funcionamiento, y se llaman mineros. Éstos suelen recibir una pequeña recompensa por apoyar a la red de la criptomoneda en la comprobación de que la transacción es correcta. Esta recompensa es ridicula en comparación con las comisiones por transferencias que cobran muchos bancos. Para dar por buena una transferencia, hacen falta que varios mineros anónimos e independientes certifiquen mayoritariamente la validez de la operación. La operación se anota en un único libro de contabilidad mundial, que se llama blockchain, a la que se añade una etiqueta única y especial llamada hash, que sirve para indexarla y consultarla rápidamente en el libro de contabilidad, por parte de las billeteras, por ejemplo.  Existen innumerables copias de ese libro de contabilidad en servidores distribuidos por todo internet. Todos ellos tienen siempre el libro actualizado. Como no hay necesidad de indicar nuestra identidad en las billeteras, las operaciones son anónimas.

Pasos necesarios para realizar una transaccion de criptomonedas

Que la red de la criptomoneda sea distribuida significa que todos los ordenadores de la red de la criptomoneda son iguales ante la red global. No existe un ordenador central ni jerarquias de ordenadores. Si un ordenador está apagado, siempre existirán otros con copias actualizadas del libro de contabilidad, o que pueden actuar como mineros y verificar la validez de las operación/transacciones. La red siempre está operativa y no tiene puntos críticos, es decir que proporciona servicio para los movimientos de criptomoneda permanentemente.

Red distribuida. Si desaparece un elemento de la red, los restantes equipos siguen conectados.
¿Cómo se crean  la criptomonedas?

Antes de entender cómo se crean las criptomonedas, hay que saber lo que son los hash. El hash es una cadena de cifras y letras larga parecida a la dirección de las billeteras, pero que tiene el propósito de identificar las transacciones. Existen diferentes maneras de calcular los hash, y cada una de esas maneras se llama algoritmo de hash. Cada criptomoneda utiliza un único tipo de algoritmo de hash. Y existen unos 5 o 6 algoritmos que son los más importantes. El cálculo de un hash requiere muchas operaciones matemáticas, y es una de las operaciones que realizan los mineros. El blockchain está dividido en bloques, equivalentes a las páginas de un libro de contabilidad, donde se guarda un número concreto de transacciones. Cuando un minero consigue calcular los hash de todas las transacciones de un bloque entero, así como verificar que éstas son válidas, recibe como recompensa una unidad de la criptomoneda en su propia billetera, que inmediatamente puede poner en circulación.  Los mineros cooperan entre si para verificar las transacciones, pero también compiten entre si para ser los primeros en descubrir un bloque.

Creando criptomonedas. Puede hacerse hasta desde un móvil.
¿Cómo se pueden conseguir criptomonedas?

Lo primero que necesitas es disponer de una billetera de la criptomoneda que te interese. Y luego, a por las criptomonedas. Existen varias formas de conseguirlas:

  • mediante la minería (si es que la criptomoneda lo permite),
  • siendo comerciante y recibiéndolas de un comprador,
  • comprandolos en las casas de cambio o exchanges,
  • incluso comprandolos directamente a las compañías que desarrollan la criptomoneda, lo cual es posible durante un breve periodo de tiempo tras su lanzamiento o justo previo a su lanzamiento, lo cual que permite la financiación de las mismas. Esta emisión de criptomoneda inicial se llama ICO (initial coin offer).

Las casas de cambio permiten comprar y vender una criptomoneda a cambio de otra.  En algunas de esas exchanges se ofrece la posibilidad de cambio por criptomoneda de cambio por moneda corriente (euros, dólares, yenes, etc…), o bien están especializadas en esa posibilidad.

Cotizacion de criptomoneda en un exchange
¿Qué más características tienen las criptomonedas?

También pueden añadirse otras características al pago con criptomoneda, como puede ser la adición de un contrato de servicios, de manera que, sólo si se cumplen los términos pactados, el pago se realiza.

A diferencia de las acciones de una empresa, las criptomonedas pueden dividirse en partes más pequeñas. Por ejemplo, la unidad de bitcoin, que es la criptomoneda más antigua, está compuesta por 100 millones de unidades máspequeñas que se llaman satoshis. Y asi ocurre con todas las criptomonedas. En las monedas corrientes la división está más limitada, y típicamente se limita a la centésima parte de la moneda, como ocurre con los céntimos de euro, o con los centavos de dólar.

La emisión o creación de criptomonedas esté, en la mayoría de las criptomonedas limitada desde el principio de su nacimiento, aunque alguna tiene emisión ilimitada. Sin embargo, en las monedas corrientes la moneda se emite (y se destruye) mediante los bancos centrales. Esta característica de las criptomonedas provoca que, por su escasez, crezca su valor con el tiempo.

Conversion Bitcoin a Satoshi
¿Son iguales todas las criptomonedas? ¿Cuál es la mejor?

Actualmente, a fecha de escribir este artículo, existen más de 1500 criptomonedas. Cada una de ellas tiene sus propias características:

  • el algoritmo de hash
  • puede o no minarse,
  • emite una cantida de moneda a un ritmo diferente, o
  • la cantidad máxima de moneda que emite es diferente….

El éxito de cada criptomoneda es dependiente del proyecto empresarial que le da sentido, así como de la credibilidad que ofrece a los compradores de criptodivisa.

Las diferentes criptomonedas suelen referenciarse con un acrónimo o siglas que los identifica. Por ejemplo el Bitcoin suele abreviarse como BTC o XBT.

¿Que cuál es la mejor? Resulta diificil ponerse de acuerdo con todo el mundo acerca de esto. De todas maneras, el objetivo de este artículo no es evaluar y clasificar con alguna clase de ranking de bondad a las criptomonedas, sino simplemente mostrar sus características más generales, para que la persona corriente tenga una mejor idea de las posibilidades que le ofrece este elemento del comercio del futuro. Resulta muy complicado dar un consejo plenamente acertado sobre la criptomoneda más rentable o con más futuro. Lo mejor es investigar, investigar e investigar para disponer de alguna clase de criterio que diferencie a una moneda de otra.

Criptomonedas. Hay más de 1500 y subiendo.
¿Se puede ganar dinero corriente con las criptomonedas?

Como toda acción de una empresa con la que se puede negociar en bolsa, es posible ganar dinero, vendiendo criptomonedas a un precio mayor que al que se adquirieron. Las ganancias, evidentemente suponen un ingreso que debe declararse fiscalmente. Al igual que con la moneda corriente, se deben declarar las ganancias comerciales que tengamos aún si parte de los ingresos se obtuvieron en criptomonedas.

Obviamente se debe utilizar dicha versión alternativa de la moneda para fines honestos y legales. Las características de anonimato e incluso inposibilidad de rastreo de las transacciones han puesto en tela de juicio las criptomonedas para un uso legítimo del dinero. La regularización gubernamental de las criptomonedas, sin embargo, se espera que sea inminente, a lo largo del año 2018, y más teniendo en cuenta que el sector bancario se muestra muy interesado en este nuevo concepto. Ello significa que las criptomonedas han llegado para quedarse y quizás revolucionar el sistema financiero mundial.

Las criptomonedas y el futuro

Espero que con esta pequeña introduccion, te hayas podido hacer una mejor idea de las criptomonedas. Si quieres, y te apetece, deja un comentario, siempre será de agradecer que hayas dedicado tiempo a leerme.