¿Minero o Trader? ¿Qué es más rentable?

Mineria y especulación

He podido comprobar que existen diferentes formas de ganar dinero con las criptomonedas. Al margen de otros profesionales que con sus servicios puedan beneficiarse de este mundillo, como abogados, asesores, programadores, comerciantes de hardware informático, etc, existen dos actividades que de por si generan beneficio: la minería, y la especulación  (o trader).

El minero produce criptomoneda y recibe comisiones en criptomoneda por las transacciones de moneda entre usuarios. Si quiere convertir en moneda corriente sus ganancias, debe acceder a los exchanges o casas de cambio. Y además, ha tenido que invertir dinero y/o tiempo en conseguir y gestionar su hardware y software de minería.

El especulador, inversionista o trader, invierte y compra criptomonedas con dinero corriente, y trata de comprar criptomonedas a un precio barato, para obtener ganancias vendiendolas a un precio mas alto.

Diferentes estilos de mineria

Con esta perspectiva, el minero que convierta sus criptomonedas en moneda fiat, tiene un perfil de especulación, puesto que emplea la minería para comprar criptomonedas a cambio de energía y una inversión en hardware. Es decir, existen estos perfiles de conducta de minería:

  • El minero nativo o minero puro: obtiene criptomonedas y jamás las convierte a moneda corriente. Como mucho intercambia una moneda por otra, y sus ganancias las considera como sus ingresos, con los cuales obtiene todos los bienes que necesita para vivir. Todo lo compra y todo lo vende solo usando criptomonedas.
  • El minero especulador a largo plazo. Este minero convierte sólo una parte de sus ganancias en moneda corriente, en el momento que más puede convenirle. Se puede considerar como un especulador a largo plazo, donde lo que trata de conseguir es maximizar los beneficios en forma de moneda corriente. Este minero no tiene prisa en conseguir sus beneficios. Como máximo convertirá en moneda corriente las cantidades de dinero necesarias para sufragar los gastos del mantenimiento de los equipos de minería.
  • El minero vendedor inmediato. Este minero se basa en minar las monedas más rentables del momento, en un margen que ronda las 4-24 horas, para convertir su cosecha en moneda corriente, de manera inmediata. Es decir, que utiliza la minería como una especie de máquina de hacer dinero instantáneo. La rentabilidad la consigue mediante un análisis de los diferentes pools de minería, tasas de hash de la red y del pool, de cada algoritmo, cotizaciones, etc, para lograr obtener un cálculo de la rentabilidad (profit) óptima. Esto exige una observación constante, casi como la que un trader debe tener en los mercados. A menudo estos mineros no hacen ninguna clase de análisis en tiempo real, sino que directamente han tomado la decisión de minar una cierta criptomoneda para siempre, o por largo periodo de tiempo.

¿Es rentable la minería que la especulación, o al contrario?

A menudo he leido comentarios en los foros sobre de minería y trading indicando que la minería es más rentable que el trading, o viceversa. Me parecen aseveraciones arriesgadamente tajantes, sobre todo sin tener en cuenta que existen los perfiles de minería que acabo de comentar.

El único perfil de los 4 que he comentado antes (minero nativo, minero especulador a largo, minero vendedor, y especulador puro), el único que actúa con información instantánea o con decisiones tomadas de antemano es el minero vendedor inmediato. Desde mi punto de vista, tomar decisiones que no se rectifiquen acor de a la dinámica de las criptodivisas, o que solo tengan en cuenta el momento presente sin tratar de anticipar una tendencia futura, son enfoques que no pueden, por su naturaleza, conseguir una rentabilida óptima. Esto significa que el que menor rentabilidad obtendrá será, sin duda, el minero vendedor.

Las técnicas de trading modernas han demostrado funcionar en la mayor parte de las divisas, si bien deben adaptarse a las dinámicas, más oscilantes, de las criptomonedas. Por otro lado un minero especulador que utilice su hardware como fuente inagotable de criptomonedas, tiene una ventaja clara respecto a un especulador puro: el trader tiene que invertir constantemente para conseguir moneda, mientras el minero, sólo lo ha tenido que hacer una vez, y pagar ciertos gastos de mantenimiento, de importe inferior al de la rentabilidad. Y además ambos (trader y minero especulador), pueden emplear por igual las técnicas de trading. Con esto creo que va vislumbrandose que la posición más ventajosa es la del minero especulador.

No obstante, se podría alegar que el trading puede proporcionar suculentos beneficios a corto. Es decir, se puede comerciar a corto plazo y extraer beneficio del hecho de que muy frecuentemente las criptodivisas pueden oscilar hasta un 500% en pocos días. Pero para que esto funcione, hace falta cumplir alguna que otra condición:

  • La primera es poseer una liquidez importante.
  • La segunda es ser capaz de anticipar estas grandes oscilaciones

Si no se cumplen estas condiciones, tendremos una inversión congelada esperando a que de sus frutos, y por otro lado para que el beneficio sea interesante, conviene invertir una cantidad de relativamente grande. La situación está llena de riesgo. Una forma de minimizar este riesgo es invertir en varias criptomonedas diferentes, cosa que también es posible con la minería, en especial con hardware de minería versátil, capaz de minar un buen repertorio de monedas, con diferentes algoritmos.

Conclusión

En resumen, lo más eficiente, rentable y seguro a largo plazo es:

  • minar con un enfoque de minero especulador, pero conservar las criptodivisas para gestionarlas en el momento futuro más propicio. Quizás sea nunca venderlas, y entonces nos encontraremos en el contexto de un minero nativo;
  • minar empleando un hardware de minería flexible y versátil, con la mayor tasa de hash posible.
  • minar diversificadamente las monedas que elijamos tras un cuidadoso análisis de rentabilidad futura. En general conviene minar las monedas que nos proporcionen una mayor cantidad de criptodivisas para la tasa de hash de nuestro hardware, y evitar coincidir con otros mineros que estén enfebrecidos por ciertas monedas. Hay que elegir constantemente las criptomonedas más interesantes.
  • comerciar, si interesa, las critpdivisas minadas, según técnicas de trading modernas,  como el anásisis de las curvas de mercado, las curvas de cotización, etc, del mismo modo en que lo haría un especulador puro.

Quiero acabar realizando una observación acerca del la tendencia que se ha observado en muchos mineros de apagar, o incluso vender, sus equipos de minería, pues el rendimiento instantáneo que obtenían lo empleaban en prácticamente pagar los gastos de mantenimiento. Evidentemente este es un enfoque cortoplacista que sería comparable a vender acciones cuando hay pérdidas. En esos momentos la venta o cese de la mineria es sinónimo de perder la inversión con total seguridad, mientras que si se sigue minando cabe la posibilidad de ganar a largo o medio plazo. Perder al 100% o tener la posibilidad de ganar. Esa es la cuestión.

En cualquiera de los casos, insto a realizar las reflexiones cuidadosas y no precipitadas para saber cómo manejar tus criptoactivos.

Espero que este artículo te haya resultado de utilidad. Muchas gracias por tu lectura y tu tiempo.